Patio Casa Lobato

Imagen: Manuel García

miércoles, 5 de octubre de 2011

¿El último tramo?



Antes que nada, quiero responder a dos comentarios del post anterior. 

Amiga "Anónimo" te agradezco mucho tu recomendación y aunque, gracias a Dios, de momento tengo el cuello totalmente repuesto de sus quemaduras, gracias sobre todo a Rosana, la mejor enfermera del IVO, no puedo dejar de poner aquí la marca de esa crema por si alguien entra a leer y puede resultarle útil. La crema se llama Biafine,  es francesa  y puede encontrarse por internet.

Raquel, todos lloramos por lo que luego comprendemos que son tonterías, sobre todo en ciertas épocas de nuestra vida, según vamos cumpliendo años cambian los motivos por los que lloramos. Creo que soy una mujer fuerte físicamente, al menos hasta ahora. No he padecido graves enfermedades, ni he tenido intervenciones o accidentes dolorosos, así que por dolores físicos no suelo llorar, no lo he hecho ni siquiera en las pocas ocasiones en que he padecido alguno. Soy de esas que aprietan los dientes y aguanta lo que le echen, a veces el dolor ha hecho que las lágrimas broten por si solas, pero sin conseguir ni un ¡ay! de mi garganta.

Sin embargo, me ha hecho llorar tu comentario, como muchos de los que recibo. Me hace llorar la cara de alegría que percibo en amigos o compañeros cuando me ven y se encuentran con que tengo un aspecto mucho mejor de lo que ellos esperaban, ese ligero suspiro que se escapa de su pecho. O cuando mi hermana mayor viene a verme (ella no está para muchos trotes) muerta de miedo por lo que se puede encontrar y acaba riéndose mientras charlamos en el sofá. O ver cómo mi hija se desenvuelve como ama de casa: compras, comida, cocina, ropa.... y un largo etcétera del que casi siempre me ocupé yo. O las horas que pasan cuidándome en el hospital, sobre todo mi hermana pequeña y mi madre... ¡ay! mi madre, que se empeña en quedarse conmigo porque dice que no tiene a nadie más a quien cuidar (es viuda desde hace años) y se que puede, está sana y joven, pero sufre, porque es contranatura que una madre de 78 años esté cuidando a su hija de 54... todo esto me hace llorar todos los días, a escondidas claro y de emoción, que no de pena.

Bien, ya he terminado (por fin) la radioterapia. Esta tarde ingreso en el hospital para hacer los tres ciclos de quimioterapia que al parecer me faltan. Según me ha explicado mi oncólogo estaré 6 días ingresado y tres semanas en casa, y así 3 sesiones... ya os contaré.





16 comentarios:

Nuria dijo...

Muchísimo ánimo para el que será el último tramo de tratamiento, ya nos vas contando cómo vas, espero que estas tres sesiones de quimio se pasen volando.
Un besote

Doria dijo...

Que alegria Des! Sufríamos tu dolor de cuello, aunque el dolor físico fuese tuyo.
Bueno, una etapa quemada y a empezar la nueva con fuerza y con esos mimos de tu mami, que son de lo mejorcito!!
Besos

Anónimo dijo...

Vamos, amiga, ya te queda menos, ánimo.

Santos.

Chus dijo...

Pues eso que ya queda menos.
Mucho animo y avanti. Besos

Anónimo dijo...

miren todas ustedes que les voy a relatar una noticia, es de lo más vergonzosa la actitud, miren que voy yo en mi coche y un de estos papanatas se me pone a hacer cucamonas y llego en mi fiat panda y le digo que no y entonces se pone chulo el otro yo pienso que es un mamarracho de ley pero no se lo digo, le pongo cara de malas pulgas y llega un For Fiesta y casi se apachurra contra el muy bobo . Al otro lado hiva una señora con la compra y dice que nanay, y el pavo se cmosquea aún más pero yo le mando a escaldar cebollinos y me voy, imagínense todas qué situación.


Es triste y lamentable pero cada día pasa a diario normalmente en la carretera y las calles de la cominidad española. saludos y comenten plis

Tania Alegria dijo...

Discúlpame por la ausencia, querida mía, queridísima, amiga amada. Tuve huéspedes en casa y apenas conseguía acercarme al ordenador.
Las noticias me alegran y me llenan los ojos de lágrimas. Tampoco soy de lágrima facil, pero tu recobro merece rios de llanto de pura alegría.
Te abrazo y te quiero un montón. Cuídate, morena. Y que conste: tuve lástima por no poder ser yo a cuidarte.

Muñekita Cat dijo...

Tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

me respondes a munekitacat@gmail.com

besosss

Catherine

Doria dijo...

¿Cómo sigues Des? Te mandamos muchos besos y mucho ánimo!!

annatz dijo...

Doria soy la hija de Des...no contesta a los comentarios ni publica nada nuevo porque lleva ya dos semanas ingrsada pues anda muy baja de plaquetas y ademas con la fiebre dando la lata dia si dia no...Ahora ya esta mejor y seguramente le den pronto el alta.Yo le trasmito vuestros animos.

Doria dijo...

Annatz, dale muchos besicos de nuestra parte y para ti también.

Doria dijo...

Ánimo Des, te mandamos muchos deseos de que te recuperes pronto.
Manu y Doria

Nuria dijo...

Hola Des, mucho ánimo y muchos besos.

Anónimo dijo...

Ojalá volvamos a escuchar tus letras pronto, desde aquí se echan de menos. Ánimo, amiga.

Santos.

SOL dijo...

Gracias annatz, deseo que muy pronto se produzca ese alta médica y que la tengamos aquí dando guerra ¡Animo Des!
MUACKKKKKK!

Anónimo dijo...

¿Cómo sigue todo? ¿Aún en el hospital?

Doria dijo...

Annatz, dale muchos besitos a tu mami.