Patio Casa Lobato

Imagen: Manuel García

jueves, 14 de abril de 2011

¡Por fin!

Después de un duro debate en el que todo opinan pero YO tengo la última palabra (para eso me he pasado días  buceando por internet en su busca) la encontré... ya tenemos casa para pasar una quincena de Julio en nuestra querida Asturias. En el destino todos estábamos de acuerdo, y entre varias posibilidades: playa, pueblo pesquero, zona turística o montaña, ganó esta última. Aquí está:


Está en un pequeñísima aldea del concejo de Piloña, a 13 kilómetros de Infiesto, y a 4 del Parque Natural de Redes, no hay internet y poco teléfono móvil. Rutas de senderismo, naturaleza, tranquilidad y relajación. Y hasta podemos llevar a nuestra perra, que también tiene derecho a desfogarse ¿Qué más se puede pedir?
Ya lo dice el refrán: "La cabra siempre tira al monte".

4 comentarios:

pau dijo...

Me gusta.
Yo siempre voy a Moal, en el nacimiento del Narcea, y paseo por el bosque de Muniellos. Una maravilla

Des dijo...

Todo en Asturias es una maravilla ¿qué voy a decir yo? pero hay sitios que son verdaderos paraísos donde perderse.
Besos.

Anónimo dijo...

Antes, hace ya bastantes años, me iba todos los veranos a Arenas de Cabrales, para hacer senderismo por Picos de Europa. Algún que otro día, para descansar, me iba desde por la mañana a tumbarme al sol en alguna playita típica asturiana. Asturias tiene miles de rincones preciosos, ya sea en las alturas o a pie de mar.
Que te lo pases muy bien, amiga, disfruta.
Abrazos.

K.

Des dijo...

Gracias, K, aún me queda un poco para poder disfrutar, pero esos quince días me impregnan de verde para todo el año. Arenas de Cabrales es un bonito pueblo, a punto estuve este año de alquilar una casa allí, pero fue ésta la que nos enamoró, será para otra vez.
Un beso.