Patio Casa Lobato

Imagen: Manuel García

viernes, 7 de mayo de 2010

Hecho



¡Por fin! Aún no se puede apreciar bien porque está recién salido del horno, pero estoy satisfecha con el resultado. Y encima el tatuador, paisano, un asturiano encantador (en la forma en que los asturianos somos encantadores, claro, que no todo el mundo nos coge el punto). Estoy feliz, aunque a alguno no le ha hecho ni pizca de gracia (tengo "morros" para una buena temporadita), pero digo yo que mi cuerpo me pertenece y lo adorno como mejor me parece y no me meto con lo que hagan los demás, o con lo que no hagan que al fin y al cabo, es otra opción.


Bien, dicho esto, me disculpo por la tardanza en colgar nuevo capítulo del Santón, pero tengo que alegar en mi descargo que anduve un tanto liada, y un poco vaga también, lo confieso. Y es que debe ser la primavera con tanto cambio climatológico, o que se yo. Pero tranquilos, que este fin de semana me pongo las pilas y como mi Ave Fénix resurgiré de mis cenizas para dar la tabarra un poco más, por no perder la costumbre.

Felices sueños.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

es hermoso..eres muy valiente...

pau dijo...

Está muy bien.
Claro... entiendo el enfado. A mí no me gustan los tatuajes y cuando Cheli se vino conmigo no llevaba ninguno. Supongo que me disgustaría que ahora se pusiera uno. Pero sí, cada uno es muy libre de hacer lo que más le convenga con su cuerpo.

Alicia dijo...

Madre mía, que super atrevida que eres! Es enoooormmmeee!!! Enhorabuena al profesional que te lo ha hecho, ha quedado precioso.

Des dijo...

Gracias por lo de valiente, pero no creas todo lo que dicen, no es para tanto. Me alegra que te guste.

Pues no se qué decirte, Pau, pienso que hay que respetar los gustos del otro, es como si yo me enfadase porque él no se hace ninguno. No es que no entienda que se disguste, lo que me molesta es que logre en un segundo echar por tierra la ilusión que yo he puesto en algo que he hecho y que no es de su agrado. Sobre todo cuando esa forma de actuar no es recíproca ¿me entiendes?
Un beso, guapo.

Sí, realmente no pensaba hacérmelo tan grande, pero si lo reducía quedaba un "churro", así que ya puesta a la faena...
Gracias, guapa.